Blindado. El Juzgado Federal de Brooklyn sigue celosamente vigilado durante las diligencias. / AP
Salazar describió en detalle cómo su equipo recibió una pista de un informante y cómo dio con el túnel y un almacén anexo

NUEVA YORK, EU.-  Un agente retirado del servicio de aduanas de Estados Unidos fue el primer testigo llamado a declarar por la Fiscalía en el juicio en Nueva York contra el mexicano Joaquín “El Chapo” Guzmán.

El exagente, Carlos Salazar, fue cuestionado sobre el descubrimiento en 1990 de un túnel entre la localidad mexicana de Agua Prieta, en el estado de Sonora, y Douglas, en Arizona, supuestamente utilizado para introducir droga en Estados Unidos.

Salazar describió en detalle cómo su equipo recibió una pista de un informante y cómo dio con el túnel y un almacén anexo, donde se descubrió una tonelada de cocaína.

La defensa interrogó también al exagente, tratando de introducir ciertas dudas sobre las fechas de su testimonio y algunos otros detalles.

Salazar fue llamado a declarar inmediatamente después de que el abogado de Guzmán, Jeffrey Lichtman, terminara su alegato inicial, en el que trató de minar la credibilidad de algunos de los testigos que planean usar las autoridades.

El abogado del acusado dijo todo es mentira.