¿Y las vacunas?... Cerca de 10 mil dosis tuvieron un destino incierto | Foto: Vanguardia
Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad presenta un reportaje en el que se escribe sobre las vacunas que han sobrado durante la campaña de inmunización

Decenas de miles de vacunas contra el COVID-19 se tienen guardadas, cerca de 70 mil, expone Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad en el artículo "LOS CAPRICHOS OFICIALES EN LA VACUNACIÓN…. TORREÓN COMO EJEMPLO". 

El reportaje indica que el primer día de abril llegó al aeropuerto de Torreón un avión militar con casi 100 mil dosis de la vacuna Pfizer contra el coronavirus para repartirse entre las principales ciudades de Coahuila. De esa cantidad 81 mil 900 se informó serían para aplicarse en adultos mayores. 

A las más de 81 mil dosis se unieron otras 29 mil que llegaron durante marzo. Con más de 110 mil dosis se garntizó la vacunación a los adultos mayores de la ciudad y un sobrante para el refuerzo. El municipio, de acuerdo con el Censo de 2020, cuenta con 87 mil personas mayores de 60 años, edad contemplada para la primer etapa de la estrategia nacional. 

"Casi un mes después de que se juntó esa cantidad de vacunas y se almacenaron en el Hospital Militar de Torreón, no se sabe qué ha pasado con las decenas de miles de dosis que sobraron de la campaña de inmunización de adultos mayores, pues los que recibieron la primera inyección hace tres semanas no han recibido el refuerzo", señala el artículo de MCCI

Los adultos mayores no han recibido la segunda dosis y ya pasó el intervalo fijado por la farmacéutica Pfizer para el refuerzo. Para el 17 de abril se sumó otra carga con 19 mil dosis. 

"Lo ocurrido en Torreón refleja en pequeña escala lo que pasa a nivel nacional, pues al domingo 25 de abril el gobierno federal había recibido más de 20 millones de dosis pero sólo había aplicado poco más de 16 millones. Las cifras bailan cada día, cuando la Secretaría de Relaciones Exteriores anuncia el arribo de nuevos cargamentos o la Secretaría de Salud da cuenta de las dosis aplicadas, pero nadie explica la diferencia o el por qué de la tardanza en aplicarlas", dice el reportaje. 

La Secretaría de la Defensa Nacional y la Secretaría del Bienestar, dependencias que son clave en la estrategia nacional, no han emitido información de las dosis que se tienen guardadas. 

MCCI señala que las decisiones del gobierno federal que encabeza el presidente Andrés Manuel López Obrador han sido "opacas y discrecionales", lo cual impide cumplir con el objetivo de la campaña: "poner la mayor cantidad de inyecciones lo más pronto posible". 

El artículo señala que el proceso en la ciudad lagunera fue caótico y desorganizando, provocando filas largas hasta de 5 horas en las principales vialidades bajo el calor, para que los adultos mayores recibieran su dosis. 

Torreón tenía un promedio de aplicación de 3 mil 300 dosis diarias, mientras Saltillo y Chihuahua, ciudades de tamaño similar tuvieron un promedio de 7 a 8 mil vacunas por día. 

El 12 de abril la Secretaría del Bienestar cerró el módulo de “drive-thru”, argumentando que bajó la afluencia de personas, mientras en el módulo dual adultos mayores que se formaron desde las 6 de la mañana recibieron la noticia de que "ya no hay vacunas" a las 10:48. 

Para esa fecha se contabilizaron 111 mil dosis, de las cuales cerca de 52 mil permanecían almacenadas, ya que según los reportes oficiales se habían aplicado 58 mil 439. Para el 13 de abril se aplicaron poco más de mil 300 inyecciones. 

De acuerdo con información de Reyes Flores Hurtado, delegado del gobierno federal en Coahuila, los sobrantes se guardaron para que fueran los refuerzos a las 3 semanas de las primeras aplicaciones. 

“Ya no hay casi demanda de primera dosis y la reserva es de segunda dosis”, informó en un comunicado el superdelegado.  

El pasado sábado 27 de abril se cumplieron las tres semanas de las primeras aplicaciones, en ese día no se inyectó a más adultos mayores ni se anunció una nueva fecha. 

El resguardo de las vacunas se suma al conflicto en el que se encuentran diversas entidades del país, en donde médicos de instituciones privadas denuncian que no han recibido la dosis, mientras trabajadores de la salud del sector público mencionan que algunos de ellos quedaron fuera de la primera ronda. 

MCCI informa que el 17 de abril llegaron a Torreón otras 19 mil 800 dosis de Pfizer, que pasaron directo al congelador. El articulo menciona que el día 20, por el inicio de la vacunación de maestros, se aplicaron más dosis, dejando cerca de 10 mil dosis con un destino incierto. 

Con información de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad