ARCHIVO
Rodolfo Navarro Herrada, subsecretario de Comunicación y Transportes, consideró que la reactivación va a ser gradual y en ese sentido se habrán de tomar las medidas de supervisión

La Subsecretaría de Comunicación y Transportes espera también la intervención de inspectores de la Secretaría de Salud y de Protección Civil para la supervisión de las unidades del transporte de personal.

Ante el inicio de la “nueva normalidad”, inicia la reactivación paulatina de las grandes empresas automotrices en la región, por lo que también se empezarán a ver en las avenidas y carreteras las unidades de transporte de trabajadores, que normalmente forman largas filas entre Saltillo y Ramos Arizpe y Saltillo y Derramadero en las horas previas y posteriores al inicio y fin de labores diarias.

Rodolfo Navarro Herrada, subsecretario de Comunicación y Transportes, consideró que la reactivación va a ser gradual y en ese sentido se habrán de tomar las medidas de supervisión en las que su dependencia está interviniendo.

No va a ser de hoy para mañana, de domingo al lunes, se llevará su tiempo para que funcionen el 100 por ciento, recalcó.

“Quienes van a inspeccionar el 50 por ciento son los inspectores de la Secretaría de Salud y personal de Protección Civil… nosotros también estaremos atentos a lo que el decreto mandata”, expresó.

Recordó que el decreto del 21 de mayo pasado también establece la posibilidad de que las empresas empleadoras evalúen la posibilidad de aumentar el número de unidades, lo que, admitió, es difícil.

“Yo lo veo muy difícil, que es un tema que cae entre privados, que una empresa la diga a un transportista ‘necesito que me pongas 50 camiones más’ (…) es un alto costo”, recalcó Navarro Herrada.

Sobre este tema, el empresario Héctor Horacio Dávila reconoció que una cupo máximo al 50 por ciento no va ser negocio para los transportistas y que las empresas que los contratan difícilmente accederán a pagar más.

Sin embargo, los llamó a buscar soluciones ante esta situación que se extenderá indefinidamente.

“Tiene que haber una manera de poder llegar a un arreglo, pero los transportistas tienen la solución, que es optimización de espacio: por ejemplo poner una silla intermedia en el pasillo y cada quien va a una distancia adecuada, dos en cada ventana y en el pasillo otro. Tienen que ser creativos y no nada más hacerse la víctima”, opinó.

Dávila abundó que las empresas también podrían colaborar al buscar acomodar sus turnos.

José Reyes


José Reyes Quintero. Orgullosamente periodista de VANGUARDIA desde noviembre de 1999, aunque mi incursión en el periodismo se remonta al año de 1988, cuando inicié mi carrera en Monterrey, mi ciudad natal, donde estudié la carrera de Ciencias de la Comunicación en la UANL. He cubierto desde actividades policiacas hasta deportivas, incluso sociales, siempre en el periodismo escrito.  Actualmente me especializo en temas electorales, políticos, de seguridad y legislativos. Vivo de la palabra y como tal, me esfuerzo al máximo por respetar nuestro idioma.