Foto: Especial
Sin embargo, pasarán la enfermedad de manera leve o asintomática. El cuadro clínico de la Covid-19 ha cambiado desde el comienzo

El cuadro clínico que está produciendo la Covid-19 ha cambiado desde el inicio de la pandemia. La alteración del olfato, gusto y la fiebre alta ya no son exclusivamente síntomas paradigmáticos de coronavirus. Lo ha advertido el inmunólogo Alfredo Corell, que se ha contagiado de Covid-19 a pesar de estar vacunado

El profesor de la Universidad de Valladolid ha explicado en una entrevista a la Cadena Ser que los síntomas han ido variando desde el comienzo de la pandemia. Así, el medio recoge que el cuadro clínico de la Covid-19 ha cambiado para los vacunados.

"La fiebre ya no era el síntoma más permanente, la perdida del gusto y del olfato tampoco, y aparecían como síntomas muy frecuentes en personas con vacuna la rinorrea, es decir, moquear, el dolor de garganta o la tos seca y el dolor de cabeza", ha explicado Corell. 

Esta reflexión no la hace solo bajo su experiencia, pues el propio inmunólogo en un primer momento asoció sus síntomas a un cuadro alérgico.

Varios expertos de Reino Unido, uno de los países con mayor número de vacunados, están apreciando este cambio. Así, Tim Spector, profesor de epidemiología genética de la universidad King's College London, ha apuntado que la variante delta provoca síntomas distintos a las versiones anteriores del virus. En concreto, el grupo de signos está más asociados a un resfriado común.

"La gente puede pensar que está pasando solo un catarro estacional y continuar asistiendo a fiestas, donde pueden contagiar en torno a seis personas", advierte Spector en un vídeo divulgado por su compañía, Zoe, y recogido por la cadena pública BBC.

A partir de los datos recogidos por esa vía, ha divulgado una lista de las manifestaciones más habituales que provoca la variante Delta:

1. Dolor de cabeza

2. Dolor de garganta

3. Secreciones nasales

4. Fiebre

5. Tos