Foto: Especial
Conozca algunos pro y contras que nos enfrentamos cuando adquirimos un auto de segunda

Por CHRISTIAN TIXCE para MotoryRacing

Si usted tiene en mente adquirir un vehículo pero su dinero disponible no le alcanza para comprarlo totalmente nuevo 0 km en un concesionario y tiene que comprarlo de segunda, esta información es para usted. Es cierto que adquirir un auto totalmente nuevo es una experiencia muy emocionante, no obstante, muchos no pueden darse ese lujo pues sus condiciones financieras no se lo permiten. Pero no se desanime pues comprar un vehículo usado también reporta algunas ventajas con relación a los 0 km. Eso sí, es importante que también tome en cuenta algunas recomendaciones que a continuación le daremos antes que se decida a desembolsar su dinero para adquirir alguno.

Es importante detenerse y poner sumo cuidado al hacer esta inversión ya que estamos haciendo una transacción económica en donde estamos arriesgando gran parte de nuestro patrimonio en un producto que deseamos que no solo nos sea útil, sino que también nos dure mucho tiempo. Según un estudio, en el país ibérico se vende un equivalente de 1,7 de coches por cada auto nuevo, lo que nos indica que el comercio de coches usados supera el de los autos nuevos 0 km adquiridos en concesionarios. Una de las desventajas que presenta el adquirir un auto nuevo es que su precio es más alto, pero, irónicamente un auto nuevo se deprecia hasta un 15% o más desde el momento que sale del concesionario, por lo que la inversión inicial no se recupera.

Foto: Especial

Diversas ventajas y desventajas

Otra desventaja de adquirir un auto nuevo radica en que los impuestos, el seguro y registro del vehículo suele ser mucho más alto que cuando adquirimos un coche de segunda. Con relación a los automóviles usados debemos pensar en algunas cosas antes de decidirnos por alguno de ellos, características como el tamaño del auto, número de plazas o espacio de carga en su maletero. También es muy importante que tomemos en cuenta el seguro, pues debes desembolsar una cantidad importante de dinero para asegurar tu bien. Otro detalle es que muchos concesionarios ofrecen aquellos vehículos que han recibido como parte de pago por los nuevos con una tasa de interés mucho más baja a las que se ofrecen por los nuevos, por lo que vale la pena comprarlos allí. También existe la posibilidad de negociar su precio y obtener uno más bajo. Algo que presentan los coches usados por igual es que ellos registran menos depreciación con relación a su valor en el tiempo.

Una ventaja de adquirir un coche usado en un concesionario es que los mismos han sido sometidos a una revisión previa en donde se localizan y reparan algunas averías que pudieran presentarse en el futuro próximo, de modo que te puedan ofrecer un coche con garantía. Si se lo compras a un tercero muy rara vez esto se realiza, de hecho, pudiera ser que estarías comprando algunos problemas que el vendedor quisiera dejar atrás. Por ello, en el caso de que lo vayas a comprar fuera del concesionario primero investiga y no cedas a la tentación solo porque el auto luce muy bonito, recuerda el dicho popular que reza: 'se ven las caras y no los corazones', lo que quiere decir que en un coche usado solo vemos en primer momento sus detalles físicos de carrocería, más no sabemos que problemas pudiese tener en su interior.

¡Pero cobre ánimo! Comprar un auto usado no es sinónimo de comprar algo inservible, pues la mayoría de ellos se encuentran en buen estado que les permitirán una operatividad por largo tiempo. Por ello asegúrese de contratar a un mecánico de confianza para que inspeccione a cabalidad el auto que desee comprar, aunque le toque cancelar por sus honorarios; pero es mejor ir por lo seguro. Además, esto también te permite en caso de requerir una reparación que quizá no salga muy costosa negociar con el vendedor para que te rebaje el precio de compra, siempre y cuando el mecánico no te diga que no vale la pena que compres el vehículo.

Foto: Especial

Cuidado con el cuentakilómetros

Cuando adquieres un vehículo de segunda mano en un concesionario, si este fue vendido inicialmente por él siempre contará con el libro de revisiones al igual que otro coche que provenga de otro concesionario pues ellos siempre exigen tener al día las revisiones y aplicaciones de servicios que incluyan el registro exacto del kilometraje al momento de gestionarle el servicio. No obstante, si le compras el auto a un tercero, este pudiera tener el cuentakilómetros trucado, así que mantén muy pendiente este detalle pues podrías estar comprando un vehículo que no refleje en su kilometraje el recorrido real, por lo que pudieras ser víctima de una estafa.

Foto: Especial

Por último, entre otras desventajas es que el coche usado no tiene garantía de compra, mientras más años tenga de antigüedad, más tendrá la posibilidad de presentar fallas, por lo que trata de adquirir uno que no tenga más de 10 años de antigüedad. Otra desventaja es que no contará con los avances tecnológicos recientes que ayudan y dan seguridad en su conducción. Asegúrate que todos sus papeles y pago de impuestos estén al día. Revisa a fondo aquellos detalles que sumándolos tendrías que invertir mucho dinero reparándolos como que las luces funcionen correctamente, cinturones de seguridad, limpiaparabrisas y sus diversos accesorios, así como también la presencia de óxido o malos olores en su habitáculo. Es muy importante que aciertes en una buena elección pues estarías invirtiendo en un patrimonio que te debe durar mucho tiempo.

Fuente: MotoryRacing