Garrapatas... Los peligrosos virus e infecciones que puedes contraer por su mordedura

Noticias
/ 5 agosto 2022

Cada vez hay más infecciones transmitidas por las garrapatas por lo que debes estar al pendiente si vez alguna cerca de tu hogar o mientras paseas por áreas verdes

Recientemente y tras ser víctima de la picadura de una garrapata, una niña de cuatro años de edad, de origen raramuri, perdió la vida en el Hospital Infantil de Chihuahua.

En Estados Unidos, se presentó también el caso de Jonny Simoson, un niño que tras una leve picadura de garrapata le fue transmitida la rara y peligrosa enfermedad por el virus de Powassan, enfermedad que puede causar inflamación de las membranas alrededor del cerebro y la médula espinal.

Anuncio

Cada vez hay más infecciones transmitidas por las garrapatas. Fiebre, dolor de cabeza y otros síntomas similares a los de la gripe de una a dos semanas después de la picadura de una garrapata podrían ser síntomas de una infección por erlichiosis humana.

¿Qué son las garrapatas?

Las garrapatas son unos pequeños insectos que parasitan otras especies como mamíferos, aves, animales domésticos, o también los seres humanos.

Anuncio

TE PUEDE INTERESAR: Salud Municipal de Torreón realiza campaña contra el dengue y la garrapata

En el mundo hay más de mil especies descritas, y se clasifican entre las “blandas” y las “duras”. Estas últimas son las más importantes para las personas y las mascotas, ya que se adhieren al cuerpo y chupan la sangre.

Aunque su picadura no provoque dolor y ni ningún daño más allá de una pequeña marca, hay que tener en cuenta que algunas pueden estar infectadas con patógenos peligrosos que transmiten cuando se alimentan.

Anuncio

Babesiosis: La babesiosis es una enfermedad poco común, grave y a veces fatal, causada por la garrapata. La provocan varios tipos de Babesias, un parásito microscópico que infecta los glóbulos rojos. En el estado de Nueva York, el parásito que provoca la enfermedad es el Babesia microti.

Enfermedad de Lyme: La enfermedad de Lyme es una infección bacteriana transmitida por las garrapatas de venado. La enfermedad puede transmitir a través de la picadura de una garrapata infectada. Si no se trata, la enfermedad puede causar varios problemas de salud.

Encefalitis transmitida por garrapata: La encefalitis transmitida por garrapatas es una enfermedad aguda del sistema nervioso central, causada por un arbovirus del género Flavivirus de la familia Flaviviridae.

Fiebre botonosa: La fiebre botonosa mediterránea (una clase de rickettsiosis) es una enfermedad cada día más común. Las rickettsiosis son un conjunto de enfermedades producidas por microorganismos de la familia Rickettsiaceae. Las rickettsias son parásitos intracelulares obligados, cocobacilos gramnegativos pleomórficos. Se multiplican y dividen por fusión binaria transversal en el interior de las células huésped, igual que en animales y en el hombre, salvo la Coxiella burnetii (causa de la fiebre Q). Siguen un ciclo en el que interviene un insecto vector y un animal reservorio. La presencia de reservorio y vectores indígenas de la cuenca mediterránea es un problema que preocupa a los distintos países por posibles nuevos brotes.

Fiebre hemorrágica de Crimea-Congo: La fiebre hemorrágica de Crimea-Congo (FHCC) es una enfermedad muy extendida causada por un virus (Nairovirus) de la familia Bunyaviridae transmitido por garrapatas. Este virus causa graves brotes de fiebre hemorrágica viral, con una tasa de letalidad del 10%-40%.

Tularemia: La tularemia es una enfermedad infecciosa poco común. La tularemia es una enfermedad infecciosa muy poco frecuente que suele atacar la piel, los ojos, los ganglios linfáticos y los pulmones. La tularemia es causada por la bacteria Francisella tularensis.

La enfermedad afecta principalmente a conejos, liebres y roedores, como ratas almizcleras y ardillas. La tularemia también puede infectar a aves, ovejas y animales domésticos, como perros, gatos y hámsteres.

La tularemia se transmite a los humanos de varias maneras, incluidas las picaduras de insectos y la exposición directa a un animal infectado.

Algunas recomendaciones para tener en cuenta cuando se esté en contacto con la naturaleza o se viaje a zonas donde las enfermedades transmitidas por garrapatas sean endémicas.

Usar ropa adecuada. Optar por camisetas y pantalones largos, y aún mejor si son de colores claros, porque se verá mejor si hay algún bicho enganchado. Para los zapatos, botas cerradas con calcetines.

Repelentes. Escoger repelentes autorizados y seguir las recomendaciones (modo de aplicación, tiempo entre reaplicaciones, etc.) del fabricante. Para los animales, consultar con su veterinario para decidir el mejor antiparasitario.

Durante la actividad. Es preferible andar por el camino, y alejarse de zonas con vegetación alta y espesa.

Al finalizar. Revisar su ropa, piel, equipamientos y mascotas. Lavar las cosas con agua caliente para matar las garrapatas.

Para contagiar las enfermedades que hemos descrito, normalmente es necesario que los insectos se adhieran a la piel durante unas horas, por lo que es preferible que un profesional sanitario los retire lo antes posible.

6 datos que debes saber sobre el virus Powassan, una enfermedad transmitida por garrapatas

El virus Powassan se transmite a las personas por la picadura de una garrapata infectada. Reducir el riesgo de enfermarse se limita a tener extremo cuidado a la exposición a las garrapatas que pueden encontrarse durante todo el año, pero es más frecuente durante los meses más cálidos, de abril a septiembre.

1. El virus Powassan solo puede transmitirse por la picadura de una garrapata infectada en los EE. UU., según los casos informados.

2. Muchas personas no desarrollan síntomas del virus Powassan, pero en ocasiones, para aquellas que sí lo hacen, los síntomas pueden ser graves.

3. Los síntomas típicos al principio son fiebre, dolor de cabeza, dolor de cuello dependiendo de qué tejidos neurales estén infectados y también vómitos.

4. A medida que la enfermedad avanza, se vuelve más grave y, por lo tanto, se presenta una fuerte afectación neurológica, como confusión y convulsiones.

5. Desafortunadamente, no existe una cura real para el virus Powassan. Los tratamientos suelen ser para los síntomas que se producen como consecuencia de contraerla. Tampoco hay vacunas disponibles para prevenir la enfermedad, según los CDC. Enfermedades como el virus Powassan afectan más comúnmente a las personas mayores. Pero los más pequeños también están en riesgo al pasar más tiempo al aire libre.

6. Los casos comúnmente surgen en el medio oeste superior, como Minnesota y Wisconsin, y el noreste, especialmente en el área de Nueva Inglaterra, donde Massachusetts se considera el epicentro del noreste del virus Powassan. En Pensilvania se han confirmado 11 casos en un periodo comprendido del 2010 al 2021. El más reciente se confirmó este verano.

Reducir el riesgo de enfermarse se limita a tener extremo cuidado a la exposición a las garrapatas que pueden encontrarse durante todo el año, pero es más frecuente los meses más cálidos, de abril a abril.

COMPARTE ESTA NOTICIA
Síguenos en

Newsletter Vanguardia

Suscríbete y recibe las noticias del día antes que nadie

Anuncio
Anuncio
Anuncio
Sugerencias del editor