Te quedan artículos para leer en este mes. El registro es gratis.
Regístrate | Login

Austin Butler puso su vida en pausa para convertirse en Elvis

Show
/ 23 junio 2022

En entrevista, el actor señala que trató de mostrar la humanidad del famoso cantante en la película de Baz Luhrmann

Convirtiéndose en la nueva estrella internacional de cine por interpretar a otra estrella internacional del rock, Austin Butler se lució en la alfombra roja de Cannes por el asombroso parecido del joven Elvis Presley que personifica en el cine, antes de los doce minutos de aplausos que lo ovacionaron en el Palais Des Festivals. Ya lo habíamos encontrado antes en Las Vegas, cuando presentó las primeras imágenes de la superproducción en Cinemacon. Y apostando que lo vamos a volver a ver en la alfombra del Oscar, compartimos una entrevista donde habla sobre el fabuloso mundo de la fama que él mismo había vivido con Miley Cyrus, Selena Gomez y la generación de “High School Musical”, para exportarla ahora a otras generaciones.

-¿Cómo fue el proceso de convertirte en Elvis Presley, en el cine, sin evitar las comparaciones con una leyenda del rock?-

“Podría hablar por horas... pero supongo que lo más importante fue encontrar su humanidad. No se puede imaginar la historia del rock sin Elvis Presley. Es uno de los pocos individuos tan importantes de nuestra historia que parece súper humano. Es como si fuera un eterno poster de la sociedad. Por eso traté de empezar por absorber lo más que pude, con tanto material disponible sobre él para ver, escuchar y leer. Traté también que dividirlo en épocas, porque su voz cambió bastante entre los años 50 y los 70. Hasta los movimientos cambiaron con el tiempo y el estilo de cantar, también. Por eso tuve que encontrar los períodos diferentes. Fue difícil de hacer en un rodaje donde todas son secuencias. Sentí que tenía que ser lo más específico posible, en todo, sin perder el sentimiento de lo que estaba pasando en su vida”.

-¿Descubrieron algo en particular que nadie sabía?-

“Sí, investigando, por ejemplo, descubrimos que Elvis vivía en una comunidad de afroamericanos y tenía que pasar por la escuela de afroamericanos para ir a su escuela de ‘blancos’. Ahí fue donde absorbió todo en su juventud, mezclando después la música country con la música religiosa, aunque la esencia musical de Elvis tuvo que ver con la amistad que tuvo con músicos afroamericanos que no eran tan famosos como BB King. Y él mismo dijo que nunca inventó el rock, solo le dio una vuelta. Incluso pedía que no lo llamaran el Rey. Para Elvis, BB King era el rey”.

$!Austin Butler puso su vida en pausa para convertirse en Elvis

-¿Cuando las cámaras se apagaban seguías siendo Elvis?-

“¡Sí! Básicamente puse mi vida en pausa durante dos años, para poder absorberlo todo. Fue una total obsesión. Me la pasé estudiándolo por todos los costados, para encontrar esa humanidad que buscaba. Fue realmente fascinante y disfruté cada momento, seguro”.

-¿El mayor desafío?-

“El mayor desafío fue tener que enfrentar la ilógica expectativa que yo me impuse, al tratar de trabajar lo más duro que pudiera para verme como Elvis. Quise que mis ojos se vieran exactamente como los de él, para que no se notara la diferencia. Pero en cierto punto, me di cuenta que tampoco tenía que verme como una réplica de una estatua de cera. Lo importante era reflejar el alma que Elvis reflejaba.

“Por eso tuve que buscarlo más adentro que por fuera. Por ejemplo, me puse a ver el mismo video de ‘Houng Dog’, apenas un segundo, para ver lo que él hacía con los ojos, el ángulo del rostro y como movía las manos. Eso es lo que después practicaba frente al espejo. Después, también fue más difícil entrar al estudio para filmarlo como si fuera algo espontáneo por primera vez, para darle vida. Quise encontrar las razones por las cuales se movía, como se movía, por qué hablaba como hablaba, analizándolo todo, para tratar de ser lo más específico que pudiera”.

Instagram

Con el nombre completo de Austin Robert Butler, nació el 17 de agosto de 1991, muy cerca de Disneylandia, en la ciudad de Anaheim. Los padres, Lori Anne Howell y David Butler, ya se habían divorciado cuando a los 13 años, un representante ofreció ayudarlo para entrar en el mundo del espectáculo. Ni siquiera le importó que los primeros trabajos fueran como extra en diferentes series de televisión. Y la primera actuación en serio, la consiguió en el 2005, en la comedia de Nickelodeon “Ned’s Declassified School Survival Guide”. Después se mudó al Canal de Disney, con el rol de Derek Hanson en la serie “Hannah Montana” de Miley Cyrus. Pero se hizo todavía más famoso entre el público adolescente, cuando volvió a Nickelodeon, con la serie “Zoey 101” para el personaje del enamorado de la protagonista Jamie Lynn Spears (hermana de Britney Spears).

También participó en uno de los episodios de “Wizards of Waverly Place” como otro enamorado de Selena Gomez llamado George. Y después de filmar con Ashley Tisdale “Aliens in the Attic”, ella misma le propuso que se presentara en las pruebas de audición para la historia que seguía al personaje del éxito de “High School Musical” con “Sharpay’s Fabulous Adventure” en el rol del noviecito Peyton Leverette (aunque en la realidad, se puso de novio con la amiga de ella, Vanessa Hudgens). Con el tiempo, también fue creciendo en importancia, para trabajar en la serie que contaba el principio de la historia de “Sex and City”, como Sebastian Kydd en “The Carrie Diaries”. Y fue justo en la época en que filmó “Once Upon a Time in Hollywood” con Brad Pitt y Leonardo DiCaprio, cuando lo contrataron para el rol de “Elvis”.

-¿Cómo reaccionaste en aquel momento en que te confirmaron que te ibas a convertir en una superestrella tan legendaria como Elvis Presley?-

“Y... supongo que es difícil explicar el nivel de felicidad que tuve. Me sentí en la luna, por el solo hecho de poder explorar a nivel personal la vida de Elvis, por cualquier tiempo que fuera. Y el hecho de poder trabajar también con un director como Baz Luhrmann, es también fabuloso, porque realmente creo que es uno de los más grandes directores de cine que tenemos.

Hoy por hoy, solo un director como Baz Luhrmann puede llevar al cine una historia de vida tan dramáticamente musical como Elvis Presley. Siendo el director australiano más importante de Hollywood, resulta imposible olvidarlo al lado de Leonardo DiCaprio en “Romeo + Juliet” y “El Gran Gatsby”. Con el mismo estilo extravagante, también dirigió a Nicole Kidman en el musical de “Moulin Rouge”, o al lado de Hugh Jackman en “Australia”, después de figurar en el Libro Guiness de los Records por el comercial más costoso de la historia, el “Número 5, la Película” de Chanel, con un presupuesto de 33 millones de dólares en una producción que apenas dura tres minutos y representa apenas un 10% de los 353 millones de dólares que recaudó “The Great Gatsby”. La superproducción de “Elvis” promete superar aquel record, contando la legendaria historia del cantante más famoso del rock norteamericano, desde su niñez hasta la época en que se convierte en la superestrella que el mundo conoce como Elvis Presley, con el costado menos conocido del manager, el Coronel Thomas Andrew Parker que en cine interpreta Tom Hanks.

-¿El director Baz Luhrmann te permitió ver como quedaban tus escenas, durante el rodaje?-

“Sí. Hubo momentos, como la filmación de ‘Hound Dog’ donde fui a ver como quedaba y me pareció que algo estaba mal, estaba haciendo demasiado. Y seguí insistiendo, tratando de llegar al punto donde tampoco me ganaran los nervios, para sentirlo como si fuera mi propia vida. Baz Luhrmann dice que la historia tiene mucho más que ver con Estados Unidos en los años 50, 60 y 70, con Elvis en el centro de todo, como si tuviéramos que explorar la vida de un rey. La vida de un rebelde que llegó a ser el actor mejor pagado de Hollywood, una verdadera leyenda atrapado en un hotel, con la tensión de convertirse un producto comercial que está a la venta. Y es por eso que la historia pasa por los ojos del representante, el Coronel Tom Parker (Tom Hanks)”.

Instagram

-¿Sabes que hasta Priscila Presley se sorprendió con tu parecido?-

“(Risas) Sí. El director, Baz, me leyó el mensaje de texto que ella le había enviado en Cannes, justo cuando estábamos los dos solos en el auto, saliendo del estreno. Y me puse a llorar porque no conozco a nadie que haya amado tanto a Elvis como ella. Y yo viví como si fuera él durante tres años. Darle vida a alguien tan extraordinario, recién sentí que le hacía justicia a todo lo que nos legó, cuando me enteré del orgullo de gente también como la hija, Lisa Marie o incluso la nieta, Riley, la familia entera. En un primer momento, nos enteramos que Priscilla tenía miedo de ver nuestra película. Pero ninguna otra crítica podía llegar a importarnos tanto como la mujer que estuvo casada con Elvis Presley”.

-¿Qué dijo exactamente Priscilla Presley después de verte en el cine?

“Antes de Cannes, organizaron una proyección exclusiva para Priscilla. Y cuando un guardia de seguridad nos dijo que se había puesto a llorar, pensamos que las lágrimas habían sido una mala señal. Pero no, era el miedo que tenía. Y cuando la vio, dijo algo así como que cada respiro mío, cada movimiento, el espíritu, la persona, la humanidad era realmente de Elvis. Creo que dijo “Si mi esposo estuviera hoy aquí, lo miraría a Austin en los ojos y diría ‘Eres Yo’”.

-¿Y la ovación de 12 minutos que recibieron en el estreno de Cannes?-

“Fue muy emocionante. En ese sentido, todos dijimos que los aplausos también tienen que ver por la experiencia de volver a ver cine en una sala, con la idea de recuperar el cine, en un festival que celebra tanto el cine como Cannes”.

Instagram

Tom Hanks y El Lado Desconocido de Elvis

Resulta extraño asociar la súper fama de Tom Hanks en una película donde otro actor es el protagonista. Pero el solo hecho de querer contar la historia menos conocida del manager de “Elvis”, explica el interés por una actuación que además asegura una posible nominación al Oscar. En ese sentido, podemos revelar todavía más intimidades de ese mismo personaje real, basado en el Coronel Thomas Andrew Parker: Un holandés que había inmigrado ilegalmente a los Estados Unidos cuando tenía apenas 20 años.

En realidad, se llamaba Andreas Cornelis (Dries) Van Kuijk y después de cambiar su nombre, asegurando que había nacido en Estados Unidos, nunca pudo salir del país por la falta de un documento legal. Ni siquiera el título de Coronel era verdadero, solo un rango honorario que le había otorgado el Gobernador de Luisiana Jimmie Davis, cuando lo había ayudado en la campaña que lo llevó al poder.

Pero tal cual como muestra el cine, fue él quien descubrió al joven Elvis Presley en 1955, convirtiéndose en el representante que le consiguió el primer contrato con el sello RCA Victor que lo llevó a la fama. Pocos saben que Parker terminó llevándose más de la mitad de las ganancias de Elvis, por los millonarios tratos que también le consiguió, rechazando en el camino cualquier gira internacional, solo por tener que evitar su propia situación ilegal dentro de Estados Unidos (Elvis se presentó una sola vez en el extranjero).

El Coronel Parker también resultó ser la mayor influencia personal de Elvis, detrás de las decisiones tan importantes como la época en que se reclutó en el ejército, además del casamiento con Priscilla Presley. Incluso después de la muerte de Elvis, él siguió controlando la herencia de todo el negocio, donde se había quedado con un 56% cuando la familia de Presley apenas tenía un 22%. El problema surgió cuando intervino la justicia para defender los derechos de la hija Lisa Marie Presley, con una investigación que dejó al descubierto la total falta de ética de un representante que en la misma industria no cobra nunca más del 20%.

Recién después de una demanda judicial, terminó cediendo todas las grabaciones y cualquier otro derecho, a cambio de 2 millones de dólares, en 1983. Sin embargo, la historia siguió asociándolo con la fama del Rey del Rock, habiéndose presentado cuando el correo de Estados Unidos imprimió una estampilla con la imagen de Elvis y cuando Lisa Marie Presley se casó con Michael Jackson, el declaró que Elvis jamás hubiera aprobado esa boda (que pareció ser una pantalla detrás de las acusaciones de abuso sexual infantil que Michael también había afrontado en aquella época).

Justamente fue la misma época en que él dijo “Yo no creo haber explotado tanto a Elvis como lo están explotando a él hoy”. Era el año 1994, también la misma época en que pusieron una baldosa con la ‘Estrella de la Palmera Dorada’ inscripta con el nombre Col. Tom Parker, en el mismo lugar donde Elvis y Priscilla habían pasado su luna de miel, en el Camino de las Estrellas de Palm Spring. Solo le faltan las huellas de... Tom Hanks.

COMPARTE ESTA NOTICIA

Newsletter Vanguardia

Suscríbete y recibe las noticias del día antes que nadie

Anuncio
Anuncio
Anuncio