En las imágenes que circulan en redes sociales se aprecia al Staff de seguridad del lugar, así como al socio mayoritario, Mariano Flores, este último que de acuerdo a los testigos pateó en el rostro al afectado. Foto: tomada de video
La noche del viernes Jam González, recibió una golpiza afuera de bar ubicado en el centro de Saltillo, luego de denunciar en vivo desde la vía pública que al interior se encontraba repleto y sin guardar la sana distancia dispuesta por las autoridades

Luego de que personal de seguridad del Bar Polanquito, propinó una golpiza el pasado viernes a un hombre que denunció en redes sociales aglomeración al interior de lugar y violacion de las medidas de sanidad por el COVID-19, el establecimiento anunció su cierre temporal. 

La noche del viernes Jam González, recibió una golpiza afuera del mencionado bar tras denunciar en vivo desde la vía pública que al interior se encontraba repleto y sin guardar la sana distancia dispuesta por las autoridades.  

En las imágenes que circulan en redes sociales se aprecia al Staff de seguridad del lugar, así como al socio mayoritario, Mariano Flores, este último que de acuerdo a los testigos pateó en el rostro al afectado. 

Tras los hechos, este sábado a través de un comunicado el bar anunció su cierre temporal, “repudiamos de manera rotunda y categórica todo acto y hecho de violencia desde ningún punto de vista será justificado por nuestro establecimiento”, indica el comunicado. 

Además señala que los elementos involucrados fueron separados de su cargo y aseguran están dispuestos a colaborar con las autoridades en cuanto les sea requerido. 

“De manera responsable hacemos del conocimiento público, que a pesar de que los hechos se suscitaron en las afueras del establecimiento, se buscó a todos los involucrados para tratar de conciliar y llegar a un acuerdo que genere tranquilidad para todos nuestros clientes”, añade.

Afectados preparan denuncia contra responsables 

Un testigo asistente al lugar, que por su seguridad solicitó el anonimato, indicó que una hora antes de la agresión, un par de inspectores de la Salud del Municipio acudieron al lugar para constatar las se cumplieran las medidas de sana distancia, sin embargo, aunque en lugar estaba lleno pasaron por alto las violaciones en las que incurrió el lugar.

“Como cada fin de semana el lugar estaba lleno, no había servicio de comida, todos estaban bebiendo y no había distancia entre las mesas. Yo estuve ahí hasta la una de la mañana y aún así el lugar seguía a reventar, cuando en otros operativos por menos que eso han clausurado otros lugares”, apuntó. 

Otro de los testigos sostuvo que contrario a lo que el comunicado señala, se trata del accionista mayoritario del bar, quien también estaría involucrado en la paliza hacia González y no solamente el personal de seguridad.

“Cuando llegué, porque me di cuenta que le habían quitado el celular y supuse que lo iban a golpear, me percaté que también estaban intentando intimidarme y pensé que igual que a él me iban a golpear, porque al menos ocho tipos me rodearon”, relata. 

"Llegó la policía, nosotros solicitamos el apoyo, pero solo se apersonaron y enseguida se retiraron, en ese momento aún no se veía las magnitud de los golpes a Jam, solo la boca sangrada y el ojo rojo, pero hoy tiene el ojo completamente cerrado y la cara hinchada", expone el allegado al afectado. 

Por lo que informó en entrevista para Vanguardia que los abogados se encuentran preparando la denuncia que interpondrán el próximo lunes contra Mariano Flores, dueño del Bar Polanquito. 

Finalmente el testigo confirmó que hubo un acercamiento por parte del establecimiento con Jam Gonzales, para negociar que no se presentaran cargos en contra del lugar a cambio de una suma de dinero. 

Foto: OMAR SAUCEDO

Paloma Gatica

Paloma Gatica se desempeña hace 5 años como periodista en la prensa escrita, se especializa en temas de tecnología, redes sociales, educación y tendencias, así como en derechos de la mujeres y problemáticas sociales en la adolescencia.

Actualmente trabaja como reportera en la redacción de Vanguardia, en donde tiene la oportunidad de incursionar más a fondo en el periodismo digital, desde distintas plataformas, así como en el periodismo de datos. 

Es licenciada en Comunicación (Generación XXXV) egresada de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la UA de C, y orgullosamente nacida en Parras de la Fuente.