Foto: Internet
Tras la muerte de la actriz trascendió que su familia estaba en espera de la llegada de Santiago Creel para desconectarla de las máquinas que la mantenían con vida

El día de ayer, la actriz Edith González falleció tras una fuerte recaída que tuvo a causa del cáncer que padecía. La noticia se anunció de manera dramática luego que desde temprana hora artistas como Lety Calderón y periodistas de espectáculos como Mara Patricia Castañeda, anunciaron su muerte, para que tiempo después la versión fuera desmentida por su propio hermano Victor Manuel González, quien aclaró que su hermana tenía muerte cerebral y que por petición de ella sería desconectada.

Llego el medio día y con un comunicado de prensa, familiares confirmaron su deceso. Lo que no mencionaron y horas después distintos portales difundieron, fue que la familia estaba en la espera de que Santiago Creel, padre de la única hija de la artista, llegara al hospital de Interlomas para despedirse de González.

Y es que como muchos recordaran, en 2004 la bella actriz estuvo en medio del escándalo, como pocas veces lo hizo, por la relación extramarital que tuvo con el político panista de la cual nació su hija Constanza quien actualmente tiene 14 años.

 

 

Santiago Creel y Edith González se conocieron en 2003 cuando era Secretario de Gobernación durante el sexenio del ex presidente Vicente Fox. En esos años Creel tenía un matrimonio de 21 años con su entonces esposa, Beatriz Garza Ríos, con quien procreó tres hijos: Santiago, María y Beatriz. 

Fue en 2004 cuando la actriz anuncio su embarazo sin mencionar el nombre del padre, razón suficiente para que comenzaran las especulaciones sobre quién era el papá de su bebé, manteniendo siempre la posibilidad de que era una figura importante en México o una persona comprometida, razón por la que no se revelaba su nombre.

 

Foto: Internet
Foto: Internet

Y es que no es la primera vez que una famosa se ve involucrada con algún político o empresario poderoso del país. Desde años atrás era un secreto a voces que las actrices del momento, principalmente y sobretodo de Televisa, se relacionaban con personajes de la política mexicana, claro por debajo del agua.

La polémica empezó cuando en el 2004, Edith González anunció su embarazo; fue ahí cuando empezaron los rumores de quién sería el padre, ya que la actriz mantuvo el nombre en secreto. Tiempo después el gran parecido de la pequeña con su papá puso en la mira a Creel.

 

Foto: Internet
Foto: Internet

Pero no fue hasta 4 años después cuando reconoció a su hija como Constanza Creel, esto después de que un medio revelara la copia del acta de nacimiento de la hija."Quiero decir que esa es un acta auténtica y que he reconocido que Constanza es mi hija y aquí con ustedes quiero darla cara”, declaró Santiago Creel. 

Por su parte, Edith González detalló en una revista de espectáculos, que su hija siempre hacía recibido el apoyo del panista y que a pesar de que no fue un bebé planeado, fue aceptada y deseada con enorme ilusión para ambos.