El periodo de Federico Mosco González como juez fue ampliado hasta 2023. | Foto: Especial
El periodo de Federico Mosco González como juez fue ampliado seis años más en 2017, para lo cual se tomó en cuenta la opinión de 10 magistrados de salas y aunque no cumplió un requisito en la ley que estaba vigente

El Consejo de la Judicatura de Ciudad de México ratificó en 2017 a Federico Mosco González como juez por un periodo más de seis años que debería cumplir hasta 2023, pese a que no acreditó el examen de actualización.

La ampliación en el ejercicio del cargo fue avalada sin que cubriera este requisito contemplado en el artículo 12 de la entonces vigente Ley Orgánica del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal, según un informe interno del Poder Judicial local consultado por MILENIO.

Para realizar la ratificación se tomó en cuenta la opinión de 10 magistrados de salas quienes consideraron “aceptable” y “satisfactorio” el desempeño de Mosco González, tanto como juez primero de paz penal y posteriormente titular del Juzgado Primero Penal de Delitos No Graves.

Entre los magistrados que dieron el visto bueno estuvo Eva Verónica de Gyves Zárate, quien hace unos días rindió protesta en el Senado como consejera de la Judicatura Federal y es esposa de Rafael Guerra Álvarez, presidente del Tribunal Superior de Justicia de Ciudad de México.

El juez Federico González Mosco fue separado este viernes como juez de control mientras es investigado por el Consejo de la Judicatura local y la Procuraduría de Justicia por su actuación en el caso de Abril Cecilia Pérez Sagaón, quien fue asesinada el pasado 25 de noviembre.

Sin embargo, en la sesión del 29 de marzo de 2017 fue ratificado como juez por otros seis años que debería cumplir del 15 de abril de ese año al 14 de abril de 2023.

La evaluación determinó que “la mayoría de los elementos le resultaron favorables al licenciado Federico Mosco González, toda vez que se concluyó que el desempeño en el ejercicio del cargo fue bueno, evidenciaron su constante interés por perfeccionarse, aun y cuando no acreditó el examen de actualización”.

Para el Consejo de la Judicatura Mosco González cumplió requisitos que acreditan que no fue sancionado por falta grave con motivo de una queja de carácter administrativo, además de que tuvo la capacidad de llevar a cabo la función de impartir justicia bajo los principios de excelencia, objetividad, imparcialidad, profesionalismo e independencia.

Además de que resultaron favorables su desempeño, resultados de visitas de inspección y diversos cursos de actualización, entre ellos constancia por haber asistido a la conferencia Violencia Intrafamiliar en el Sistema Judicial de EU, impartida por la embajada estadunidense en México.

La decisión de ratificarlo se tomó por unanimidad de votos de los consejeros Edgar Elías Azar, en ese momento presidente del Tribunal Superior de Justicia, así como de los consejeros Aurora Gómez Aguilar, Jorge Martíez Arreguín, Ana Yadira Alarcón Márquez y Blanca Estela del Rosario Zamudio Valdés ante la maestra Zaira Liliana Jiménez Seade, secretaría general.

Mosco González formó parte del primer grupo de jueces que se incorporaron al sistema procesal penal acusatorio.

¿Qué establece la Ley Orgánica del Tribunal Superior de Justicia?

La Ley Orgánica del Tribunal establecía entonces que el nombramiento de los jueces será por un periodo de seis años, mismo que a su conclusión se puede ampliar por periodos iguales, si el Consejo de la Judicatura del Distrito Federal así lo determina.

Lo anterior, atendiendo al resultado aprobatorio del examen de actualización, los antecedentes del servidor de que se trate, conforme a la hoja de servicios que de él se tenga y en relación con el desempeño de las labores encomendadas por la ley.

Dicha legislación fue modificada tras expedirse el decreto de la Ley Orgánica del Poder Judicial de Ciudad de México en mayo de 2018, en cuyo artículo 283 se indica que la ratificación de juzgadores está sujeta a la aprobación del examen de actualización, entre otros requisitos.