La activista sueca Greta Thunberg, que con 16 años es una de las voces más prominentes en la lucha contra el cambio climático, advirtió a la Unión Europea (UE) de que sus metas de reducción de emisiones para 2030 no son suficientes.

"En 50 años estarán muertos, nosotros no". El grito de los jóvenes parisinos sumó este viernes fuerza a las protestas de la activista sueca Greta Thunberg, de 16 años, que acudió a la capital francesa para participar en una marcha contra el cambio climático.

La adolescente, icono de la lucha contra el calentamiento global tras su discurso en la cumbre del COP24 en Polonia, intervino junto a varios representantes europeos del movimiento "Fridays for future" en la céntrica plaza de la República, antes de sumarse a la manifestación en la que participaron unas 300 personas.

"Es mucha presión, nosotros como niños no tendríamos que hacer esto, me gustaría que los adultos asumieran su responsabilidad pero como nadie está haciéndolo tenemos que ser nosotros", dijo la adolescente, que hace huelga cada viernes frente al Parlamento en Estocolmo para exigir a los políticos que actúen para mitigar el cambio climático.

Frente al palacio de la Ópera Garnier de París, unos 300 jóvenes lucieron pancartas en las que se puede leer: "Water is Coming" (El agua está llegando), "No hay planeta B" o "No rompas mi tierra”.

Es el segundo viernes consecutivo de huelga y manifestación en Francia, pero la presencia de Thunberg ha ayudado a impulsar el movimiento.

La activista sueca Greta Thunberg (c) y varios estudiantes franceses participan en una marcha contra el cambio climático en París, Francia. Foto: EFE

"No diría que es nuestra líder pero ella nos ha inspirado a ver que nosotros también podemos hacer algo", dijo a Efe Camille, un estudiante de 17 años.

La sueca, rodeada de un fuerte dispositivo de seguridad para evitar las cámaras que se agolpaban a su alrededor, permaneció imperturbable, con su tradicional peinado de trenzas y el rostro serio, mientras los jóvenes subían el volumen de sus cánticos a su llegada.

"El objetivo es agregar a cada vez más gente. Yo espero que como Greta viene, eso atraiga a muchas más personas", señaló Camille Beziat, de 23 años, estudiante de agronomía.

"¡Estamos más calientes que el planeta!", gritaba otro grupo, eminentemente femenino, entre las que la joven Alizée de Rochefort, de 17 años, exigía al Gobierno del presidente, Emmanuel Macron, que tome medidas “claras".

"Que el Gobierno cumpla sus promesas para reducir las emisiones de gases. Nosotros podemos dar pequeños pasos como reciclar, reducir el uso de plásticos, etc., pero no podemos tomar medidas a gran escala", defendió la joven.

A la marcha, que se prolongará cada viernes hasta el próximo 15 de marzo, acudieron también rostros conocidos como la actriz Juliette Binoche, el eurodiputado ecologista Yannick Jadot, diputados de la Francia Insumisa como Danielle Simonnet y el ecologista Julien Bayou.

La adolescente sueca Greta Thunberg, centro, conduce a la marcha de miles de estudiantes franceses a través de París, Francia. Foto: AP

Thunberg estuvo este jueves en Bruselas, donde alertó a la Unión Europea de que sus metas de reducción de emisiones para 2030 no son suficientes para evitar las peores consecuencias del calentamiento global.

Jóvenes de Alemania, Bélgica, Reino Unido y Australia se han sumado también a las huelgas. 

Greta Thunberg advierte a UE de que sus metas climáticas "no son suficientes"

La activista sueca Greta Thunberg, que con 16 años es una de las voces más prominentes en la lucha contra el cambio climático, advirtió a la Unión Europea (UE) de que sus metas de reducción de emisiones para 2030 no son suficientes para evitar las peores consecuencias del calentamiento global.

Thunberg alertó de que los actuales objetivos de la UE para 2030, que pasan por reducir al menos en un 40 % las emisiones de gases de efecto invernadero respecto a los niveles de 1990, "no son suficientes para proteger el futuro de los niños que crecen hoy”.

"Si la UE quiere hacer su contribución justa para permanecer por debajo del límite de los dos grados (de aumento de la temperatura respecto a niveles preindustriales), esto significa un mínimo de un 80 % de reducción para 2030. El doble de ambición que en la propuesta actual", prosiguió la joven.

En una conferencia organizada por el Comité Económico y Social Europeo en Bruselas, Thunberg pronunció un apasionado discurso sobre la movilización de adolescentes en toda la Unión Europea, que desde hace varias semanas se manifiestan durante su jornada escolar para pedir a sus gobiernos acciones concretas contra el cambio climático.

"Estamos faltando al colegio porque hemos hecho nuestros deberes", inició su discurso la joven activista sueca. 

"La gente nos dice que tienen la esperanza de que la gente joven va a salvar el mundo, pero no lo vamos a hacer. Simplemente no hay suficiente tiempo para esperar a que crezcamos y tomemos el control", añadió.

Thunberg insistió en que la curva de emisiones tiene que "doblarse hacia abajo" antes del próximo año y recalcó que el mensaje de los miles de jóvenes que faltan al colegio para manifestarse por el clima "es el mismo que los científicos llevan décadas enviando”.

Thunberg se refirió también a las críticas al movimiento estudiantil, muy polémicas durante las últimas semanas en países como el Reino Unido, y rechazó las acusaciones de que lidera una conspiración o que es la "marioneta" de otros, unos ataques que atribuyó a que los políticos quieren hablar "de todo menos del cambio climático”.

"Están desesperados por quitar el foco de la crisis climática y cambiar de tema. No quieren hablar de ello porque saben que no pueden ganar esta batalla", afirmó. "Han barrido su desastre debajo de la alfombra para que nosotros lo limpiemos”.

En un mensaje directo a sus detractores, Thunberg instó a "los que creen que debemos estar en el colegio" a que falten a sus puestos de trabajo y se manifiesten por el clima en la calle.

"Si aún deces que estamos malgastando valioso tiempo de clase, os recuerdo que nuestros líderes políticos han malgastado décadas de inacción y negacionismo", criticó la joven.

Tras el muy aplaudido discurso de Thunberg, el presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, agradeció su esfuerzo por crear conciencia de la necesidad de combatir el cambio climático.

"Me gusta que los jóvenes de hoy estén poniendo a prueba a los políticos europeos y movilizándose", señaló Juncker, quien añadió que el objetivo para el próximo presupuesto plurianual europeo (2021-2027) es que uno de cada cuatro euros de la dotación total esté destinado a acciones de mitigación climática.