El pequeño Julen cayó el pasado día 13 a un pozo de prospección de agua, un conducto de 25 centímetros de diámetro y 107 metros de longitud, lo que desencadenó una operación de rescate sin precedentes en España.

El equipo que trabaja en el rescate del niño de dos años que cayó a un pozo en Totalán (Málaga, sur), decidió ensanchar el túnel vertical que construyó para rescatarlo, ante las dificultades para poder revestir el hueco.

Los problemas surgieron en el último tramo de la excavación, que tiene una profundidad de sesenta metros, y ante el riesgo de que los tubos queden atascados se decidió sacarlos y ensanchar la galería, operación que ya comenzó, informaron fuentes de la subdelegación del Gobierno en Málaga.

El pequeño Julen cayó el pasado día 13 a un pozo de prospección de agua, un conducto de 25 centímetros de diámetro y 107 metros de longitud, lo que desencadenó una operación de rescate sin precedentes en España.

Ante la imposibilidad de acceder a dicho pozo, los técnicos decidieron primero excavar un túnel horizontal aprovechando el desnivel de la zona.

Al encontrar rocas de elevada dureza, se optó por perforar un túnel paralelo y, desde él, acceder al lugar donde se cree que está el niño.

Al terminarse anoche el túnel vertical, había que acometer el encamisado y otras tareas antes de que una brigada de salvamento minero pudiera hacer -de forma manual- una galería horizontal de cuatro metros que conectará el túnel con el pozo.

Este nuevo contratiempo provocará un retraso en las previsiones, ya que la brigada de salvamento minero iba a empezar este mediodía a excavar.

Esta pasada noche se terminó de construir el túnel vertical de 60 metros que, desde primera hora de la mañana debía asegurarse con un encamisado, para que los mineros pudieran bajar con seguridad en una jaula construida a tal efecto.

La brigada de rescate minero, que requiere unas 24 horas para practicar la galería, espera el momento de actuar.

El ministro del Interior español, Fernando Grande-Marlaska, alabó hoy en Madrid el esfuerzo "necesario y merecido" que realizan los equipos de rescata, y aseguró que las dificultades que están apareciendo se solucionan con profesionalidad.